Nueces mejoran capacidad de las arterias

140918-nuez-01

La cáscara dura y leñosa del fruto del nogal común encierra más que unas semillas comestibles de sabor ligeramente dulce, que se toman como tentempié o se emplean para aderezar postres y ensaladas. Este fruto seco es uno de los mejores aliados naturales de la salud cardiovascular, aunque hay que comerlo con moderación, ya que tiene un alto poder calórico.

Según los últimos estudios, conviene que estén presentes de manera regular en la dieta, porque tienen un papel preventivo de los ataques cardíacos, contribuyen a reducir el colesterol _sobre todo el LDL, considerado perjudicial_ en la sangre y ayudan a aliviar los efectos del estrés y la bajada de las defensas.

Además, gracias a su baja proporción de hidratos de carbono y su elevado poder nutritivo, se indican especialmente a las personas que sufren diabetes, mientras que por su contenido en lecitina, ácidos grasos poliinsaturados y vitaminas B, mejoran el rendimiento intelectual, por lo cual son recomendables para los estudiantes.

Las nueces son únicas por su alto contenido en ácidos grasos poliinsaturados Omega-3 y Omega-6, los cuales están en una proporción de 4:1, la recomendada por los especialistas.

Los Omega no sólo tienen la capacidad de reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, sino además sus factores asociados, como el exceso de colesterol, la hipertensión, la inflamación arterial o la agregación de las plaquetas en la sangre.

Las nueces también son una buena fuente de fitosteroles, unas sustancias que bloquean tanto la absorción del colesterol que produce nuestro cuerpo, como el que proviene de la dieta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *